Entry: Ciega estaba. Sunday, November 13, 2011



Juro que estaba convencida de que esto no iba a suceder.
Tengo evidencias escritas de que no me creía capaz de enamorarme otra vez, menos de él.
Tengo el registro de un cambio.
Un cambio que no fue sólo mío.
No quería abrirse, no quería confiar. En mi máxima hipocresía le sugerí modificar ese comportamiento. Creo que tenía miedo de verme reflejada en semejante apatía (que estaba llena de mentira, por cierto).

Tengo el recuerdo intacto de que sabía que me gustaba en una forma extraña desde antes de caer a los infiernos por manos de un amor que verdaderamente olvidé (y al leerme o recordarme, no me siento como yo).
El como se han sucedido los hechos me deja perpleja, avanzó de forma perfecta desde el beso del ático. Se cumplen profecías pasajeras, y más extrañamente, profecías antiguas... esas que no tenía como saber que pasarían.
Terminaré el año enamorada y correspondida, no como quería, pero sí como lo escribí.
El sueño de enero de mí besando a alguien que no conocía aún, pero sabía que era un amigo.
La sensación de objetivo asegurado de que lograrías confiar en mí.

No sé por qué pasan estas cosas.
Y sí, tengo otras cosas atravesadas, como mi inminente falta de vida.
Pero juro que lo arreglaré todo, juro que no cometeré los mismos errores de antes, juro que no me quedaré sola.

   0 comments

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments